Tocar el cielo de Andorra

Tocar el cielo de Andorra

EPSON DSC pictureLa cabecera del valle de Arinsal, presidida por el Pico del Comapedrosa (2.942 m), es uno de los lugares más visitados por los practicantes de deportes de montaña y es ideal para hacer senderismo antes de que llegue el otoño. Proponemos una ruta de cuatro horas de duración, con una dificultad moderada-alta, para descubrir este emblemático enclave de Andorra.

De Arinsal al refugio de Comapedrosa

La primera parte de la ruta dura dos horas y es de dificultad moderada, debido a la pendiente que presenta el camino final. Se inicia al principio de la carretera de Comallempla y circula por el Circuito Interpretativo del parque y por la pista del Pla de l’Estany, hasta llegar al sendero que conduce al refugio de Comapedrosa.

Durante este recorrido se cruzan tres ríos y se ven una espectacular cascada que, aguas arriba, forma el río Comapedrosa, y el Bedollar de Beç Pubescent (un bosque formado como consecuencia de los numerosos aludes que afectan a este valle en invierno). Para recuperar fuerzas después de la caminata, se propone una parada en el refugio de Comapedrosa, a 2.266 metros de altitud, que ofrece una excelente carta de cocina casera típica de montaña.

Del refugio de comapedrosa al pico de comapedrosa

En esta segunda parte de la ruta, también de dos horas de duración, tiene una mayor dificultad, especialmente desde las cercanías del Estany Negre hasta la cima. El recorrido pasa por pinares de pino negro y permite ver la cabaña de Comapedrosa, una construcción tradicional de origen ganadero. Después, los árboles dejan paso a extensos prados y al primer estanque glacial: la balsa del Estany Negre. Como curiosidad, en las tarteras que la rodean, puede verse la Serenalla Pallaresa, un pequeño reptil con mucho protagonismo en el parque.

Lo más difícil comienza a la altura del segundo estanque, el Estany Negre, debido a la abundancia de rocas y a la inestabilidad meteorológica. Pero llegados a este punto, se acerca el momento más esperado de la ruta: la llegada a la cima y sus excepcionales vistas. Echando un vistazo al cielo se pueden ver aves como el quebrantahuesos, el águila dorada o el buitre común sobrevolando el pico.

COMPARTIR

SIN COMENTEARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA