Andorra con niños

Andorra con niños

Andorra1

Si tienes unos días de vacaciones, puedes planear una escapada en familia que os permita desconectar de la rutina y pasar grandes momentos juntos. Conocer Andorra puede ser un buen plan, sobre todo si combinas el turismo tradicional con actividades pensadas específicamente para los niños.

Podemos empezar paseando por las calles de Andorra la Vella, un pintoresco municipio rodeado de montañas que acoge algunos de los monumentos más representativos del arte románico. En este sentido, no puedes dejar de visitar la Casa del Vall, Sant Esteve, el puente de la Margineda y el conjunto de Sant Vicenç d’Enclar, entre otros lugares de interés.

Después, llega el momento de pasar un rato de relax en familia. Para ello, el balneario Caldea es ideal y cuenta con muchas ofertas para los que viajan con niños menores de 15 años. Un amplio circuito de aguas termales con estaciones lúdicas dejarán con la boca abierta a vuestros hijos, que no querrán salir del agua.

Hielo y adrenalina para todos

Después de un día de turismo cultural y termal, le toca el turno a los reyes de la casa. Dirígete hacia Canillo, al pie de la estación de esquí Grandvalira, y a menos de quince minutos de la capital, Andorra la Vella. Una vez allí, sorpréndeles con una visita al «Palau de Gel», un escenario fantástico para competir en familia. Las instalaciones cuentan con una pista olímpica de hielo de 1800 m² y durante las tardes del fin de semana se habilita una zona infantil donde circular con pequeños quads eléctricos para niños de 5 a 11 años. La zona también incluye un circuito de patines lleno de estímulos para patinar sin parar. Para mayores de 16 años, el Karting de hielo utiliza la pista entera los martes, jueves y sábados por la noche.

COMPARTIR

SIN COMENTEARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA