Un fin de semana en Ronda

Un fin de semana en Ronda

Ronda1

Ronda estuvo dividida en el pasado y todavía hoy mantiene esa división, aunque sea de forma simbólica. Por eso, hay tres barrios bien diferenciados: el de «San Francisco», donde se levantaba el alcázar, «La Ciudad», con los monumentos más representativos de la urbe, y el del «Mercadillo», el más moderno, fundado a raíz de la Reconquista y con gran influencia barroca.

Antes de adentrarte en el casco histórico, te recomendamos contemplar desde la lejanía una de las estampas más representativas de Ronda: el Puente Nuevo sobre la Garganta del Tajo. Después, adéntrate en «La Ciudad» y empieza tu visita por la Iglesia Mayor, que se levanta sobre la antigua mezquita aljama de la ciudad. Otros monumentos interesantes para visitar en este barrio, en el que abundan las casas señoriales y los palacios, son la Iglesia del Espíritu Santo, la Puerta de San Felipe, el alminar de San Sebastián y la Casa del Rey Moro, con una planta irregular y laberíntica, llena de escaleras y pasillos.

Ronda3El barrio de San Francisco, por su parte, te permite conocer la Puerta del Almocábar y la muralla árabe que rodeada antiguamente la ciudad y que llega hasta un puente y unos de los baños árabes mejor conservados de España. Además, está el Convento de San Francisco, fundado por los Reyes Católicos en 1485, en el que se puede visitar una iglesia de estilo gótico-mudéjar.

En la zona más moderna de Ronda, el barrio del Mercadillo, destacan el mercado de abastos y, por supuesto, la plaza de toros, una de las más antiguas de España. Los amantes de la tauromaquia puedes visitar, bajo los tendidos de la plaza, el museo de la Tauromaquia junto a las colecciones que ilustran la historia de la Maestranza y aspectos de la caballería y la nobleza, como la Colección de Armas de Fuego Antiguas y la Real Guarnicionería de la Casa de Orleans.

COMPARTIR

SIN COMENTEARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA