Disfrutando las montañas de Prades con Owly

Disfrutando las montañas de Prades con Owly

Owly, la mascota de Serra de Prades, con una de las aves rapaces del camping.
Owly, la mascota de Serra de Prades, con una de las aves rapaces del camping.

¿Quién dijo que la montaña no es para los niños?¿y que el verano es sólo playa? Si eliges Catalunya como destino en familia te proponemos una escapada o unas vacaciones en el anfiteatro natural que constituyen las montañas de Prades, te aseguramos que ni mayores ni pequeños se arrepentirán.

La animación estival tiene nombre propio en la zona de Prades: Owly, el simpático buho del camping Serra de Prades, que cada semana acompaña a los pequeños de la casa en bailes, gymcanas, talleres de actividades variadas  y divertidas tardes de piscina en las instalaciones del camping, con un nuevo tobogán hinchable que hace las delicias de todos. Y eso no es todo… la familia de Owly, los búhos y rapaces reales que viven en el camping practican su vuelo cada tarde en las inmediaciones del camping y acompañan a niños y mayores aficionados a la ornitología y adiestramiento de aves.

Un tobogán hinchable que desemboca en la piscina hace las delicias de los peques.
Un tobogán hinchable que desemboca en la piscina hace las delicias de los peques.
Un verano activo y didáctico

¡Se acabaron las vacaciones de sol y tumbona!: en el entorno de Prades puedes conocer y disfrutar el entorno, y si te gusta caminar te sugerimos realizar en familia alguna de las rutas, de poca dificultad, que salen del propio pueblo de Vilanova de Prades, donde se ubica el camping. Una de ellas nos lleva hasta la punta del Curull, la cima más alta de la comarca de Les Garrigues, un risco con paredes idóneas para los amantes de la escalada, deporte rey en la zona. Si hacemos la ruta a pie, realizaremos una primera ascensión por un terreno más pedregoso, para llegar a los Calaixos de l’Ereldo, un conjunto de rocas, grietas y cavidades que encanta los niños. Al llegar a la cima (a 1.022 m de altitud) las vistas son espectaculares: la sierra de Montserrat, la plana de Les Garrigues y las montañas de Prades. La ruta, circular y de unos 5,5 km de longitud, está perfectamente señalizada y nos llevará apenas dos o tres horas (con paradas, ya que se puede hacer en menos tiempo).

Al volver al camping, si quieren seguir activos, los niños más pequeños podrán jugar en un Chiqui Park interior, un Village Park exterior y un parque de arena, mientras que los más mayorcitos encontrarán en la zona Teenegers un parque infantil de aventuras, un rocódromo y un Gym Park, con equipamientos para ejercitar las habilidades y la musculatura. Entretanto, para los papás, la zona deportiva del Serra de Prades es muy amplia y cuenta con pistas de fútbol sala, baloncesto, beach voley, petanca, tenis, pingpong, etc. Y para los amantes del riesgo un Bike Park donde demostrar las habilidades encima de una bicicleta

COMPARTIR

1 COMENTARIO

  1. Suponemos que “Montañas de Prades” es la “Sierra de Prades”… que da el nombre “Serra de Prades” (en catalán) a ese magnífico Camping. Lo demás SUPER!

DEJAR UNA RESPUESTA