«¡Qué rico, Dios mío!»

«¡Qué rico, Dios mío!»

d

A nadie le amarga un dulce, y si no que se lo digan a todo aquel que se acerque a Cádiz este fin de semana: le espera un buen atracón de los mejores dulces de toda la provincia gaditana. ¿Queréis probarlos?

En esta exposición de muestran los dulces elaborados en los conventos de clausura de toda la zona. Desde el viernes 12 hasta el domingo 14 estará abierta al público la decimonovena edición de la muestra gastronómica «¡Qué rico, Dios mío!».

La muestra tiene lugar en el Palacio de la Diputación de Cádiz y en ella se pueden adquirir alfajores, amarguillos, mantecados, polvorones, roscos, tortas y empanadillas, Bolitas, pestiños, cocadas y quesitos de Puerto Príncipe, sultanas, pan de Cádiz, hojaldrinas, trufas, pastelillos y rompope.

Dulces benéficos

Organizada por la diputación provincial, esta exposición pondrá a la venta en Cádiz unos 3.500 kilos de repostería artesana realizada en doce conventos de clausura de Arcos de la Frontera, Cádiz, Jerez, el Puerto de Santa María, Medina Sidonia y Sanlúcar de Barrameda con un doble objetivo: difundir la sabiduría pastelera de las monjas y recaudar fondos a beneficio de estas congregaciones.

Eso sí, ¡cuidado con los excesos pre-Navidad!

COMPARTIR

SIN COMENTEARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA