En el pueblo medieval de Aínsa

En el pueblo medieval de Aínsa

Plaza Mayor
Imagen: Licencia CC Flickr / SantiMB.Photos. Imagen 2: CC Flickr / David Darricau

La villa de Aínsa, en la provincia de Huesca, es una buena opción para pasar unos días de descanso. Fue declarada monumento nacional en 1965, y se encuentra en un entorno privilegiado, rodeada de naturaleza. ¿Por qué no pasar allí las vacaciones de Semana Santa?

Pantano MedianoAínsa está ubicada muy cerca de amplios espacios naturales, como el parque nacional de Ordesa y Monte Perdido y el parque natural de los Cañones y la sierra de Guara. Además, dos ríos atraviesan esta localidad: el río Cinca y el río Ara, que se juntan al final para desembocar en el pantano de Mediano, ofreciendo magníficas vistas del mismo.

En lo que respecta al casco antiguo de Aínsa, podemos encontrar edificios de gran interés histórico y artístico como el castillo, que data del siglo XI; la plaza Mayor, cuyos orígenes se remontan al siglo XI y XII; y la colegiata de Santa María, del siglo XI. Además, siempre es agradable pasear por sus calles, formadas por casas antiguas y reformadas, conformando así un bello entorno medieval.

Después de la tempestad, la calma

Como nos acercamos a la provincia de Huesca y con las excursiones vamos a quemar mucha energía, ¿por qué no reservar un momento para el relax? Para ello, el camping Peña Montañesa nos ofrece una piscina climatizada, sauna finlandesa, dos jacuzzis (aire-agua) y ducha revitalizante.

Un establecimiento que, además, se encuentra muy cerca de la localidad de Aínsa, y desde el cuál se puede iniciar una bonita ruta hasta el mismo casco histórico del pueblo.

¡El norte de Aragón nos reserva muchas sorpresas!Imagen 028

COMPARTIR

SIN COMENTEARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA