Asturias, encanto marinero

Asturias, encanto marinero

Asturias
Foto: Brun Publicidad, cedida por Turismo de Asturias.

La franja costera que se extiende desde Tazones (Villaviciosa) hasta Camangu (Ribadesella) está repleta de acantilados bajos donde los dinosaurios dejaron su pesada huella y donde cada día aparecen más fósiles y huellas de ese mundo jurásico. ¿Nos vamos a conocer sus huellas jurásicas en Asturias?

Seguir la ruta de la Costa de los Dinosaurios, a lo largo de los concejos de Villaviciosa, Colunga y Ribadesella nos permitirá visitar hasta nueve yacimientos con huellas fósiles, pero también conocer y disfrutar de sus acantilados y del verano en bellas villas marineras con auténtico sabor asturiano.

Asturias 2
Foto: Paco Currás S. L., cedida por Turismo de Asturias.

Cerca del faro de la localidad marinera de Lastres se encuentran huellas de dinosaurio tridáctilas y contramoldes, mientras que un paseo por la playa de la Griega, la más cercana a la localidad de Colunga, permiten disfrutar de las huellas de dinosaurio saurópodo más grandes del mundo hasta ahora descubiertas. En La Griega, además, durante la bajamar se forman piscinas naturales, lo que la convierten en un lugar ideal para ir con niños.

En Lastres nos podemos dejar embelesar por la estructura de su casco urbano, de casas tradicionales y calles empedradas, con innumerables escalinatas que se adentran hacia el mar; o acercarnos al puerto, donde se concentra la vida marinera, con la llegada de los barcos, la subasta del pescado y la labor diaria de las artesanas rederas.

En la cercana Tazones, la tradición ballenera se combina con el encanto de su puerto pesquero, un espacio multicolor de casas y callejuelas que parecen salidas de un cuento, y una reserva natural, la de la ría de Villaviciosa, con su centro de interpretación.

Y en Ribadesella, además  podemos tomar el sol en playas como la de Santa Marina, un estupendo arenal urbano que se abre en plena desembocadura del Sella, o seguir la ruta histórica del Puerto, en el Paseo de la Grúa, con seis paneles de cerámica que cuentan la historia del puerto de Ribadesella con divertidos dibujos del dibujante y humorista gráfico Antonio Mingote.

Si somos más inquietos y queremos hacer surf o pesca submarina, la playa de Caravia (Arenal de Morís), nos brindará el mejor espacio, y si queremos un retazo de prehistoria, la Cueva de Tito Bustillo, declarada Patrimonio de la Humanidad, está considerada como uno de los conjuntos rupestres más importantes del Arte Paleolítico mundial.

Dinosaurios en Asturias
Foto: Juanjo Arrojo, cedida por Turismo de Asturias.

Completaremos esta «dinovisita» en el MUJA (Museo del Jurásico de Asturias), ubicado en un entorno de postal y con unas vistas inigualables. El aparcamiento y el acceso al exterior del edificio es gratuito, por lo que, en el caso de que no queráis entrar en el museo, podéis aparcar el coche o la autocaravana y ver el jardín exterior (con réplicas de dos de los yacimientos de icnitas de la costa jurásica asturiana y reproducciones de cuatro especies de dinosaurios), dejar a los niños que jueguen libres en un original parque infantil tematizado, o tomar algo en el café que hay bajo el mirador.

En el interior del edificio disfrutaremos de una exposición permanente en tres grandes áreas, dedicadas a uno de los períodos en los que se divide el Mesozoico: triásico, jurásico y cretácico, con el tiempo como hilo conductor, que nos dejarán un panorama informativo con distintos aspectos de la vida de los dinosaurios. El conjunto se complementa con otros módulos sobre la historia geológica del jurásico asturiano y sus yacimientos y otros sobre la vida y ecosistemas terrestres.

COMPARTIR

SIN COMENTEARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA