InicioCampingCiudad Real, tras los pasos del Quijote en autocaravana

Ciudad Real, tras los pasos del Quijote en autocaravana

Campo de CriptanaCiudad Real, una tierra a la que el Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha dio una fama que a día de hoy sigue cultivando con molinos y bodegas que atraen a los amantes del turismo interior.

Te proponemos recorrer en autocaravana los viñedos y descubrir los paisajes y la gastronomía de  algunos de los escenarios en los que el valeroso Hidalgo vivió algunas de sus más famosas hazañas. Es nuestro pequeño homenaje al escritor alcalaíno, Miguel de Cervantes, en el IV centenario de su muerte.

El Museo de El Quijote

Comenzamos la ruta en Ciudad Real, localidad en la que se encuentra el Museo de El Quijote y la biblioteca Cervantina. Un espacio dedicado a la figura inmortal del famoso Hidalgo, un auténtico viaje en el tiempo que nos remontará al siglo XVI a través de obras de arte y montajes multimedia. Durante el mes de junio, además, se podrá visitar la exposición temporal de Alberto Romero titulada «Cervantes y el siglo de Oro». En el mismo edificio se encuentra una importante biblioteca con más de 3500 ejemplares sobre la obra de Miguel de Cervantes y el Quijote.

El encanto de Valdepeñas
Museo del vino de Valdepeñas
Museo del viño de Valdepeñas, CC Flickr: Pablo Sánchez.

Continuamos la ruta hacia Valdepeñas, localidad famosa por sus vinos, donde merece la pena hacer una parada para probar alguno de sus famosos caldos. En el centro se encuentra la Plaza España, en la que resaltan sus fachadas blancas y azules, y la parroquia de la Asunción, un bello edificio renacentista.

Paseando por la avenida de Gregorio Prieto podemos ver uno de los molinos de viento más grandes del mundo. Precisamente la calle en la que se ubica recibe el nombre del pintor que dedicó grandes esfuerzos por inmortalizar y preservar los molinos en todas sus obras.

En la localidad también se puede visitar el museo del vino, que ofrece información al visitante sobre la historia y el marco de plantación de la Denominación de Origen Valdepeñas y los diez municipios de la provincia de Ciudad Real que la integran. Está situado sobre una antigua bodega y en su interior todavía se pueden contemplar restos de su antigua estructura. Este museo versa sobre la evolución de las prácticas culturales de la vid y la elaboración de los caldos. En su interior se exhiben todas las máquinas y utensilios que intervienen en la elaboración del vino, acompañados por la exposición permanente de fotografías realizada por Harry Gordon durante la vendimia de 1959 en Valdepeñas.

En los alrededores de la ciudad se pueden visitar varias bodegas en las que ofrecen catas y degustaciones de productos tradicionales maridados con los mejores vinos.

Argamasilla de Alba

cueva-del-Medrano-ArgamasillaLa siguiente parada de nuestro viaje es en Argamasilla de Alba, el lugar de cuyo nombre Cervantes no quiso acordarse en «El Quijote». De camino se puede parar en el castillo de Peñarroya, una magnífica edificación sobre una peña desde la que se divisa el Guadiana y que sirve de entrada al Parque Natural de Las Lagunas de Ruidera. El castillo tiene humilladero, foso, un gran patio de armas, un aljibe medieval y una capilla que alberga a la patrona de Argamasilla de Alba, Nuestra Señora de Peñarroya.

Ya, dentro de la propia localidad se encuentra la Casa de Medrano, construida sobre la cueva del mismo nombre, un emblemático edificio muy ligado a la cultura de la localidad y que en 1905 visitaron Azorín y Rubén Darío en el tercer centenario del Quijote, por las varias teorías que aseguran que fue el lugar donde estuvo encarcelado Miguel de Cervantes.

La belleza singular de las Lagunas de Ruidera

Lagunas-RuideraDejando a un lado el turismo enológico y cultural, las Lagunas de Ruidera, en el propio municipio de Argamasilla, son un precioso enclave natural que merece la pena visitar. Se trata de un parque natural formado por un complejo sistema de lagunas que se rebosan e inundan unas a otras formando cascadas y saltos. Un lugar de gran valor paisajístico, una gran riqueza ecológica, con diversidad de ambientes para descubrir y recorrer. Para completar la jornada proponemos visitar la cueva de Montesinos, situada en la parte más alta del Parque Natural. Este rincón, casi secreto, se puede recorrer con monitores profesionales y expertos en espeleología e historia, que guiarán al visitante durante todo el recorrido.

Dentro del propio parque natural podemos pernoctar en Campingred Los Batanes, un lugar único para los amantes de la naturaleza y el turismo al aire libre.

Campo de Criptana, cuna de gigantes

Campo-de-CriptanaA la mañana siguiente, como colofón final a esta ruta por las tierras de «El Quijote» emprendemos el viaje hacia Campo de Criptana, municipio situado al norte de la provincia a 77 kilómetros de el camping Los Batanes y las Lagunas de Ruidera. Se trata de un auténtico museo al aire libre compuesto por diez molinos de viento del siglo XVI en los que, según algunos investigadores, se inspiró Cervantes para crear la famosa aventura en la que El Quijote se enfrenta a los gigantes. Hoy día, los molinos albergan en su interior diferentes exposiciones de diferente temática y que se pueden visitar.

Un enclave manchego único en el que también se puede disfrutar del enoturismo. La bodega Castilblanque en el que se combina tradición e innovación y en el que se organizan numerosas actividades relacionadas con el vino como catas o talleres. Los propietarios de la bodega han sabido rehabilitar el edificio original, conservando los antiguos muros de piedra, la teja árabe y la madera de pino del interior con los últimos avances tecnológicos para la elaboración del vino. El broche de oro para terminar esta ruta por Ciudad Real, tierra de Quijote y vinos.

 

artículos relacionados

NOTICIAS MÁS POPULARES