Ir de camping, ¡un plan que no pasa de moda!

Ir de camping, ¡un plan que no pasa de moda!

Se acerca la primavera y seguro que estás pensando ya en el destino para tus próximas escapadas o para las vacaciones de verano. Sabemos que te gusta el turismo al aire libre pero, quizá, cuando piensas en unas vacaciones en camping te imaginas tiendas de campaña imposibles de montar, instalaciones cutres y dolores de espalda. ¡Nada más lejos de la realidad!

campingIr de camping ya no es lo que era, y los datos lo atestiguan: las pernoctaciones en camping subieron en 2017 un 6,7%, según datos del Instituto Nacional de Estadística, lo que pone de manifiesto que dejar la vida urbana por unos días y pasar un fin de semana o unas vacaciones en contacto con la naturaleza vuelve a estar de moda. Por si aún tienes dudas, te vamos a dar cinco buenos motivos por los que vas a querer ir de camping en tus próximas vacaciones:

1.Tu mejor medicina contra el estrés urbano

Lo mejor de pasar unas vacaciones en un camping es que en todo momento vas a estar en contacto con la naturaleza, algo que si vienes de la gran ciudad vas a agradecer. Además, para ir de camping tan solo necesitas una tienda de campaña, una esterilla y un saco de dormir. Y si piensas que estos elementos han pasado a la historia estás muy equivocado: el mercado ha evolucionado mucho y gracias a las últimas innovaciones en materiales y tecnología, puedes escoger entre un amplio elenco de tiendas de campaña más ligeras y estables que antaño, más robustas y resistentes al viento, ¡para que las puedas usar en cualquier momento del año! Así, una vez que elijas el destino, en la playa o en la montaña, dispondrás de una “casita portátil” que montarás en pocos minutos.

2.- Es la alternativa más ecológica, propia de un estilo de vida basado en el disfrute familiar.

Si te gusta la naturaleza, te despertarás respirando aire puro tras haber dormido a pierna suelta, ya que los materiales de los que están confeccionados los sacos de dormir actuales y el confort de las colchonetas de camping hará que quieras pasar horas y horas tumbado bajo las estrellas.

3.- ¡Stop al aburrimiento infantil!: no hay mayor sensación de libertad para un niño que corretear sin peligro por las instalaciones de un camping o ir a la piscina en bici.

 

Además, en temporada alta los campings te ofrecen animación y actividades gratis las 24 horas del día: desde gimnasia en el agua, clases de inglés, fiestas de disfraces… ¡todo lo que puedas imaginar y para todas las edades!

4.- Convivencia y amistad: no hay ambiente más familiar que el que se respira en un camping, donde el trato del personal y la convivencia con otros campistas son tan cercanos como tú desees. Si vas con niños lo más probable es que no los veas más que a la hora de comer, y si viajas en pareja o con amigos, ¡aumentarás la pandilla!

5.- Deporte y vida sana. Senderismo, escalada, rutas en BTT, piragüas, descenso de cañones o, simplemente, una clase de spinning o un partido de fútbol. La idea es dejar las pantallas por unos días y disfrutar de la actividad que más te guste,¡soltarás adrenalina y volverás a casa renovado!

 

Imágenes cedidas: Rawpixel.com/ Shutterstock

SIN COMENTEARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA