Marbella, ¡mucho más que playa!

Marbella, ¡mucho más que playa!

Las cálidas temperaturas marcan el inicio de temporada en Marbella, y también en el camping Marbella Playasituado en un emplazamiento único, a orillas de una de las mejores playas de arena fina de la Costa del Sol, con aguas limpias y transparentes, no muy profundas, y rodeado de pinares.

Sin duda, el agua y la arena son el principal reclamo para refugiarse y vivir al máximo el verano en la Costa el Sol, pero Marbella es mucho más que playa, por eso, este verano te recomendamos que aproveches para conocer todo lo que el municipio. Éstas son nuestras tres propuestas:

marbellaMarbella, escenario de artistas: los contrastes de mar, sierra, pueblo y ciudad cosmopolita de pescadores y turistas (casi residentes) llegados de todos los confines del mundo hacen que Marbella tenga un encanto especial. En estos meses de verano aprovecha para disfrutar de los atardeceres por el paseo marítimo en el que es habitual ver a actores, presentadores y las estrellas que siguen apostando por Marbella o Puerto Banús, el puerto deportivo más glamuroso de España y uno de los más conocidos de toda Europa. Puedes aprovechar para hacerte una foto junto a un yate o un coche deportivo…

Sumérgete bajo el mar: en la costa marbellí, el Placer de Bóvedas es considerado por muchos expertos como uno de los diez mejores lugares de España para bucear. Se trata de un arrecife a 6km de la costa de San Pedro de Alcántara que es apto solo para expertos buceadores. A lo largo de su kilómetro de extensión se observan grandes meros que nadan entre bonitos cañones y valles marinos. Otras zonas interesantes son la Punta de Calaburra y Cabopino.

Planea una excursión a los pueblos blancos de interior: si quieres escapar del bullicio de la costa,  Ojén es tu rincón de paz y tranquilidad. Un municipio de origen morisco, de casas blancas, fuentes y plazoletas con monumentos de gran valor patrimonial que encandilará a los amantes de la historia y la arquitectura. Te recomendamos también visitar las cuevas de Ojén, monumentos naturales de origen kárstico que en un principio se utilizaban como espacios de refugio para animales y personasy hoy día son parte de un jardín en el que se celebran actos, conciertos y eventos. Ojén cuenta también con un museo del aceite que exhibe maquinarias originales usadas para la molienda de la aceituna y exposiciones artísticas, y un museo del Vino, ubicado en una antigua destilería de aguardiente.

 

SIN COMENTEARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA