Camping Vall D'àger

Servicios

Si el camping dispone de algunos de estos servicios, estará indicado con el siguiente simbolo

Servicios disponibles en el camping

WiFi Bungalows Lavandería
Programa de animación Internet Supermercado
Piscina Área de autocaravanas Desagüe de caravanas
Duchas de agua caliente Mucha sombra Accesible para discapacitados
Gimnasio Abiertos todo el año Restaurante
Parque infantil Tarjeta de crédito Bar / Cafetería
Toma de agua para caravanas Toma eléctrica Sombra media
SPA / Wellness Cajero automático Lavacoches
Primeros auxilios Energía renovables

Actividades en el camping y opciones de ocio cercanas

Montañismo Pádel Parque temático
Playa nudista Discoteca Deportes de aventura
Senderismo Esquí Alquiler de embarcaciones
Windsurf Frontón Campo de fútbol
Minigolf Alquiler de bicicletas Caza
Equitación Golf Esquí acuático
Rafting / Piragüismo Pesca submarina Polideportivo
Pesca de superficie Pista de tenis

4 Valoraciones de los usuarios

Aspectos valorados
Atención personal
Limpieza de instalaciones
Restaurante y supermercado
Ubicación
Tranquilidad
Instalaciones

2 opiniones sobre el Camping Vall D'àger

  1. John Doe david camps

    Pretenden hacer pagar coche por el simple hecho de descargar y cargar. El servicio es malo.

  2. John Doe rafa montoliu

    Un servicio pésimo. Todo un día haciendo deporte por los alrededores, llegamos completamente empapados (éramos 30) y casi de noche y el agua caliente no existía. Lo indico en recepción y nos dicen que lo arreglan enseguida... mentira, nos quedamos sin agua caliente. Una compañera fue a protestar y el empleado del bar, con muy malos modales, se dio la vuelta, le dio la espalda y se marcho, dejándola con la palabra en la boca. Las camas no son tales, son una tabla de aglomerado que, si se ponen dos personas encima de ellas (esas cosas que suelen pasar entre parejas), se rompen. A la hora de comer, a pesar de haber avisado cuando reservamos y a pesar de haberle preguntado al mismo que le dio la espalda a la compañera, nos pusieron muy malas caras (los ingresos de 30 cenas no les debe de importar mucho). Estuvieron con malas caras hasta que acabamos de cenar y, encima, nos dijeron que a las 9 de la mañana abrían el bar y no era cierto, cerrado a cal y canto. No volveré y no volverá ninguno de los 30, ni ningún amigo, conocido o familiar al que le podamos informar del trato que nos han dispensado. Un sólo día hemos estado, les hemos dejado entre estancia y cena más de 1.000 euros... debe ser que tienen recaudaciones como esta, en mayo, constantemente... o sencillamente es que, de profesionales, no tienen nada.