Un paseo por los jardines de la Costa Brava

Un paseo por los jardines de la Costa Brava

jardin1
Desde el jardín de Mar i Murtra se obtienen vistas de la Costa Brava espectaculares. / CC (Flickr) Jofre Ferrer

En esta escapada dejamos aparcada la playa, en cierta medida, para adentrarnos en dos lugares mágicos, muy cerca de la localidad de Blanes: los jardines botánicos Mar i Murta y Pinya de Rosa, dos enclaves que cuentan con especies de plantas de todo el mundo. Es en estos dos jardines donde se pueden apreciar contrastes maravillosos entre mar y montaña. ¿Te animas?

El primer jardín botánico en el que nos adentramos es en el Mar i Murta, un lugar de 16 hectáreas de extensión llenas de colecciones de planta viva que muestran un total de cerca de 4.000 especies de diferentes zonas, entre las que se encuentran las de los climas templado, subtropical y mediterráneo de todo el mundo.

jardin2
CC (Flickr) putoguiri

Este jardín, que cuenta con diversas instalaciones para la actividad científica como invernaderos o viveros,  guarda ejemplares únicos o muy raros de encontrar en el resto de jardines botánicos de la península.

El jardín Mar i Murtra se encuentra situado en la montaña pero muy cerca del mar, por lo que las vistas que se pueden obtener del mar Mediterráneo desde el mismo jardín son fascinantes.

Otro de los bellos jardines botánicos de Blanes es el Pinya de Rosa, un jardín tropical ubicado en una finca en las afueras de la localidad. Este enclave, de 50 hectáreas de extensión, representa una de las mayores bibliotecas cactológicas vivientes más interesantes de Europa, con una colección que alberga más de 7.000 especies de todo el mundo.

El Pinya de Rosa fue creado en 1945, y guarda algunas colecciones que se considera que están entre las mejores del mundo, como son las de los géneros de Agave, Aloe, Lucca y Opuntia, estas últimas con más de 600 especies.

jardin3
CC (Flickr) Albert Torelló

COMPARTIR

SIN COMENTEARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA