Pueblecitos mallorquines con encanto: Valldemossa, Deià y Sóller

Pueblecitos mallorquines con encanto: Valldemossa, Deià y Sóller

Port de Sóller
CC (Flickr) mariusz kluzniak

Los que piensen que Mallorca es una isla en la que sólo se puede practicar el turismo de playa están muy equivocados. No hay mejor manera de disfrutar de unas buenas vacaciones que alquilar un coche en el centro de Palma de Mallorca y salir a buscar las calas más recónditas y los pueblecitos con más encanto de la isla. Valldemossa, Deià, Sòller… ¿Hacemos una pequeña ruta por esta isla mediterránea?

Deià
Miguel Giraldós Borque

Mallorca guarda muchos rincones especiales por descubrir, como es el caso de Valldemossa, situado a tan sólo 17 kilómetros de la capital. Forma parte de la sierra de Tramontana, por lo que está rodeado de una flora fascinante, en la que abundan los olivos y los almendros.

Calles estrechas, entrelazadas como si de un baile se tratara, te invitan a adentrarte en esta pequeña localidad. Mención especial merecen su cartuja, la iglesia del siglo XIII o la casa natal de Santa Catalina Thomás.

Seguir un poco más la carretera nos lleva directos a Deià, un enclave que, sin duda, te enamorará. Pequeñas calles empinadas a través de las montañas por las que se accede a miradores improvisados que dejan entrever un paisaje maravilloso, con las verdes montañas de fondo que contrastan con el azul de las aguas más cristalinas del Mediterráneo. Se trata de una zona estupenda para practicar senderismo y conocer toda la naturaleza que nos puede ofrecer la isla.

Costa de la Calma
Miguel Giraldós Borque

Si seguimos avanzando llegamos a Sóller, donde podemos apreciar su fantástico puerto, o realizar un viaje en el tiempo subiendo a uno de los vagones de madera del tren de Sòller, de más de un siglo de antigüedad, que viaja hasta la capital de la isla a través de montañas y valles.

En la isla recomendamos algunas calas como la de Formentor, la costa de la Calma o las playas cercanas a la Colònia de Sant Jordi. Lugares de gran belleza en los que la paz y la tranquilidad están aseguradas para unos días de descanso.

¡Ven a disfrutar de Mallorca!

Cala Formentor
Miguel Giraldós Borque
COMPARTIR

SIN COMENTEARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA