En el parque nacional de Ordesa y Monte Perdido

En el parque nacional de Ordesa y Monte Perdido

Huesca1.jpg
CC (Flickr) Ana y Paco Sancho

La provincia de Huesca alberga rincones únicos y pequeñas joyas de la naturaleza, como es el caso del parque nacional de Ordesa y Monte Perdido. Este entorno natural, situado en la comarca del Sobrarbe, en la frontera con Francia, representa una escapada perfecta para todo aquel que quiera pasar unas vacaciones en plena naturaleza.

Se trata del segundo parque nacional más antiguo de España y su pico más alto es el Monte Perdido, de 3.355 metros sobre el nivel del mar. Es un espacio que cuenta con una vegetación impresionante, y cuya flora alberga casi 1.500 especies distintas.

Huesca2
CC (Flickr) x@ray

En lo que respecta a su fauna, en el parque nacional Ordesa y Monte Perdido podemos encontrar animales como rebecos, corzos, jabalíes, ciervos, osos, zorros, nutrias, ginetas o marmotas, entre muchos otros. Pero una de las estrellas que se pueden avistar en este espacio protegido es el quebrantahuesos, una de las aves más grandes del planeta que ha encontrado aquí uno de sus más consolidados refugios.

Las rutas a través del parque son una buena manera de conocerlo, las cuales permiten adentrarse en este pequeño paraíso natural  y poder conocer de cerca todas sus peculiaridades.

Para conocer el parque nacional de Ordesa y Monte Perdido uno de los mejores campings de la zona para alojarse es el Peña Montañesa, un establecimiento situado en la localidad de Labuerda, junto a la entrada del parque.

Se trata de un camping que cuenta con servicios como spa, parque infantil, piscina, programa de animación, lavacoches, conexión wifi, supermercado y área para autocaravanas, entre otros.

COMPARTIR

1 COMENTARIO

DEJAR UNA RESPUESTA