Akelarre en Navarra

Akelarre en Navarra

Foto: Astiz Mendukilo. Turismo de Navarra
Foto:  Turismo de Navarra

El mundo subterráneo del valle navarro de Larraun está de fiesta. El pasado 22 de julio se cumplieron diez años desde que la cueva de Mendukilo, en el concejo de Astitz, abrió sus puertas al público para mostrar los tesoros que esconden las entrañas de Aralar, y para conmemorar su décimo aniversario, la cueva ha organizado un amplio programa de actividades que sigue durante todo el verano, hasta el mes de octubre.

Por eso, además de disfrutar de sus singulares formaciones de piedra caliza (estalactitas, estalagmitas, columnas, banderolas, coladas o pequeños lagos), el próximo 29 de agosto la cueva será escenario de una auténtica reunión de brujas, puesta en escena por actores amateurs, que recreará las historias que se han contado de generación en generación y que incluirán sucesos de pueblos vecinos como Alli.

Y si acudes en septiembre, el 19 habrá un espectáculo musical de txalaparta a cargo de Hutsun txalaparta. Basándose en los sonidos naturales de la cavidad, el trío pamplonés ofrecerá una dinámica sesión para hacer sentir, vivir y escuchar al público los ritmos de las entrañas de la sierra de Aralar mientras visita la cueva de Mendukilo.

Visitando la cueva

El recorrido por el interior de la cueva se realiza a través de una pasarela flotante y la visita incluye el acceso a tres salas de la cueva acondicionadas con una iluminación dinámica y un sistema multimedia. El itinerario, de una hora de duración, se inicia en “Artzainzulo”, sala de gran volumen que durante siglos fue refugio de pastores.

Continúa en “Laminosin” (sala de los lagos) con una increíble cantidad de formaciones geológicas. Por último, se visita la “Morada del dragón”, caracterizada por su descomunal tamaño, alcanzando en algunos puntos 60 metros de largo y 20 metros de altura. Además, Mendukilo es un laboratorio subterráneo y aula de educación ambiental.

 

 

 

COMPARTIR

1 COMENTARIO

DEJAR UNA RESPUESTA