El castro de Baroña, un viaje al pasado en la costa gallega

El castro de Baroña, un viaje al pasado en la costa gallega

IMG_6235

¿Quién ha dicho que la costa gallega es sólo para el verano? Una región tan rica en historia, cultura y gastronomía merece, al menos, una escapada en cada estación del año. En esta ocasión vamos a proponer un punto de interés digno de visita para los amantes de la historia y la cultura castreña: el castro de Baroña, un castro marítimo situado en las cercanías de Porto do Son, en una pequeña península rodeada de naturaleza.

IMG_6207El castro está en una ubicación única, en un paraje espectacular donde se percibe la magia de los bosques de Galicia, un lugar increíble y mágico erigido sobre una península de rocas. Se trata de un asentamiento celta de la Edad de Hierro que fue abandonado en el siglo I d.C.. Los arqueólogos han descubierto que sus habitantes vivieron, principalmente, de la pesca, aunque también de ganado bovino, ovino y frutos silvestres, es decir, podemos pensar que fueron los primeros marineros de Galicia. Además, se han encontrado abundantes restos de conchas y algunas piezas de cerámica.

El lugar adquiere una especial belleza si vas al amanecer o al atardecer, cuando la luz permite descubrir los secretos escondidos del castro. La entrada al castro es gratuita y el caminoque lleva hasta el brazo de tierra donde está el castro, con pinares a ambos lados, está señalizado por pequeñas líneas rojas y azules, por lo que es imposible perderse.

Por el mismo camino que da al castro, se accede también a la Playa de Arealonga, con lo cual tras visitar el castro te puedes dar un baño y refrescar tu asombro y complacencia por la visita (la playa, por cierto, tiene público nudista).

 

Gastronomía gallega
20753914023_c1a1da7694_z
Foto: vieira gratinada CC Flickr Juantiagues

Pero… ¿quién puede visitar Galicia sin probar su gastronomía? cualquier ruta o visita debe acabar con algo que llevarse a la boca, y en esta zona no es muy difícil acertar… Te recomendamos que al acabar tu visita te tomes una cerveza o degustes algún magnífico pescado o marisco gallego en el restaurante O Castro, que está al comienzo del camino que da al asentamiento. Pescados y mariscos son los reyes de la mesa en esta zona, con almejas, percebes, ostras, nécoras, camarones, vieiras, lubina, merluza, rodaballo, sargo y el pulpo como plato estrella.

Y para alojarte, muy cerca del yacimiento arqueológico hay un fantástico camping, el Rural Ría de Arosa II, con las mejores instalaciones y un variado programa de actividades al aire libre.

No lo dudes: ¡para tu próxima escapada piensa en la mágica Galicia!

COMPARTIR

SIN COMENTEARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA