Teruel, la ciudad del amor

Teruel, la ciudad del amor

catedral_teruel
Torre de la catedral de Teruel CC Flickr: Trevor Huxham
teruel
Teruel

Una de las ciudades más románticas y más desconocidas de nuestra geografía para disfrutar del día de los enamorados es Teruel. En ella se vivió una de las historias de amor más conocidas de la historia española, la de Isabel de Segura y Juan Martínez de Marcilla, conocidos con el sobrenombre de los amantes de Teruel. La historia se remonta al siglo XIII, cuando el padre de Isabel concedió a Diego la oportunidad de conseguir la dote para casarse con su hija en un plazo máximo de cinco años. Tras librar numerosas batallas y enfrentarse en cientos de contiendas Diego consiguió recaudar lo necesario para casarse con Isabel, pero no consiguió llegar a tiempo y ella contrajo matrimonio con otro caballero.  Diego solo se atrevió a pedirle un beso, el único que le daría a la mujer que amaba, pero ello se lo negó dada su condición de mujer casada, el murió al instante. En su funeral Isabel le concedió el beso que no le había podido dar en vida y al instante murió de amor y calló junto al féretro de su amado.

Sorprende a tu pareja con una escapada a Teruel donde podréis visitar entre otras cosas el Mausoleo de los Amantes y conocer de primera mano la historia que ha inspirado a numerosos escritores y dramaturgos. Pero además, esta es una de las ciudades más representativas del arte mudéjar en España. En este estilo destacan las torres de San Pedro que junto con su ábside han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y en el interior de esta iglesia se encuentran dos sepulcros con las figuras esculpidas de los amantes. Otras torres representativas de este estilo son las del Salvador, las de San Martín y las de la catedral, en cuyo interior llama la atención la rica ornamentación de su artesonado mudéjar, uno de los mejor conservados del país.

amantesteruel
Escultura de los amantes de Teruel

Después de pasear por la ciudad nada mejor que una cena romántica en pareja para degustar la exquisita gastronomía de Teruel, que al igual que en el resto de la provincia se caracteriza por la gran variedad de productos autóctonos y de calidad. El producto estrella es el jamón y como platos fuertes destacan el cerdo y el cordero. En los numerosos restaurantes de la ciudad se combina la cocina tradicional con las nuevas técnicas y el ingenio de los chefs locales, que crean platos únicos en los que se combina innovación y tradición en partes iguales. Suculentos manjares con los que sorprender a tu pareja en una de las fechas más románticas del año.

COMPARTIR

SIN COMENTEARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA