Baños de sol en Cascais

Baños de sol en Cascais

Cascais
© Turismo de Cascais

En la costa portuguesa, a solo 20 minutos de Lisboa, se encuentra Cascais, una bonita localidad que goza de más de 300 días de sol al año y temperaturas suaves. El lugar ideal para pasear y descansar, dar agradables paseos en bicicleta o tomar baños de sol y disfrutar de la brisa marina.

cascais-sol
©Turismo de Cascais

Entre los encantos de Cascais destacan sus playas (la mayoría de ellas con bandera azul). De especial belleza es la de Adraga, a la que se accede por el parque natural de Sintra-Cascais, un bonito enclave en el que los amantes del senderismo disfrutarán, tanto por su dificultad como la belleza de sus paisajes. Esta bonita playa de fina arena es un escenario único para contemplar la puesta de sol y dar agradables paseos por su arena dorada. Aunque sin duda, uno de los escenarios más emblemáticos para disfrutar de la puesta de sol es el Cabo de Roca, desde el que además se tienen unas estupendas vistas de los acantilados y playas de la costa.

Par los más deportistas, la playa de Guincho es una de las más espectaculares. Se trata de una playa salvaje que mantiene su esencia gracias a las dunas que la envuelven creando un entorno natural de gran belleza y singularidad. Las fuertes rachas de viento hacen que sea un lugar de peregrinaje casi obligado para los amantes del surf, el windsurf y el kate-surf.Surf l Kitesurf l Windsurf

Una de las playas más famosas de Cascais es la de Tamariz, rodeada de palacetes  y alojamientos de lujo, y ubicada frente al famoso casino de Estoril. Su oleaje tranquilo permite disfrutar de la arena y el sol prácticamente durante todo el año. En las inmediaciones de esta playa se encuentra una piscina oceánica que hará las delicias de los más pequeños de la casa ya que les permite jugar y darse un baño tranquilo sin necesidad de meterse en el mar.

Para tomar el sol y recargar pilas, otro rincón de ensueño es la playa de Carcavelos, la más larga de la comarca y lugar de unión entre el río Tajo y el Océano Atlántico. Sus aguas son perfectas para iniciarse en el surf o el windsurf por lo que en las inmediaciones podemos encontrar numerosas escuelas con cursos para todas las edades y niveles.

Y si estás pensando en visitar la localidad en Semana Santa, el camping Lisboa, a menos de media hora de la localidad, dispone de ofertas especiales tanto para acampada como para bungalows y todos los servicios necesarios para disfrutar de unos días de vacaciones. Además, su situación estratégica lo convierte en el alojamiento ideal para conocer la capital portuguesa.

 

COMPARTIR

SIN COMENTEARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA