Cinco razones para visitar Eslovenia en autocaravana

Cinco razones para visitar Eslovenia en autocaravana

Adria-Eslovenia

A pesar de ser un país rebosante de naturaleza y con un rico patrimonio cultural, gastronómico y enológico, Eslovenia no está, sorprendentemente, entre los destinos más visitados de la Unión Europea. Además, la facilidad para moverse por su territorio con la autocaravana, la tranquilidad y el orden reinante en todos sus pueblos y ciudades, extremadamente cuidados, convierten a esta república fronteriza con Italia, Croacia, Hungría y Austria en un destino perfecto para una próxima ruta. Te damos cinco razones para conocerla, ¿te apuntas?

montana-Eslovenia1.- Naturaleza: como decimos, Eslovenia es naturaleza en estado puro. El color predominante en el país es el verde, en todas sus tonalidades, y no es baladí, ya que el 66 por 100 de su territorio es boscoso y el paisaje rebosa de naturaleza por doquier (lagos, ríos, cascadas, parques naturales, grandes montañas como los Alpes julianos, salinas, mundo subterráneo, viñedos, playas con bandera azul en su porción de costa…)

Los amantes del senderismo encuentran en Eslovenia su paraíso: desde la alta montaña a las planicies e incluso caminos europeos como el E6 y el  E7 conectados con Austria e Italia,Eslovenia tiene alrededor de 16.000 km de senderismo y rutas de montaña.

bici-esloveniaSi te gusta la bici, de paseo o de montaña, el país te ofrece más de 3000 km de rutas ciclistas con diferentes distancias y dificultades (hay mapas con todas las rutas). Además, hay 14 áreas, en todas las regiones del país, calificadas como “destino ciclista“, cinco de ellas ubicadas en el único parque nacional esloveno (el Parque Nacional de Triglav); hay dos destinos en el área de Pohorje; el parque ciclista Kolesarski park de Notranjska; una zona en la costa; y áreas como las de Idrija y de Cerkno y en Koroška (Carintia) o en la zona alrededor del balneario Moravske Toplice, en el extremo noreste.

Eslovenia es un país kárstico y cuenta con un maravilloso mundo subterráneo (los espeleólogos descubren cada año nuevas grutas, hasta ahora han descubierto 11.000 y sólo 22 se encuentran abiertas al turismo). La Gruta de Postojna es una de las grutas más populares y grandes, pero también puedes visitar las Grutas deŠkocjan, la gruta Snežna jama, bajo el monte Raduha con sus heladas estalactitas y estalagmitas, o ir a la región del karst superficial de Dolenjska o a Križna jama, con 23 grutas subterranéas.

Si vas con niños, les encantará visitar una de las granjas turísticas ecológicas, que te permitirán etar en contacto directo con la naturaleza y los animales, aprender a hacer productos tradicionales y artesanos y degustar comida ecológica de calidad.

aventura-esloveniaY si quieres unas vacaciones más activas, podrás probar deportes acuáticos como el rafting o hydrospeed, barranquismo, descensos en kayak (en ríos como el Sava, el Savinja y el Krka), piragüismo o excursiones en balsa por los ríos Kolpa y Drava.  En el aire, se puede escoger el vuelo en globo, y los más valientes pueden atreverse con el vuelo acrobático o con saltos en paracaídas.

Ljubljana-panorama2.- Patrimonio artístico y cultural. El legado patrimonial que han dejado las diferentes culturas, desde la romana al imperio austrohúngaro, está presente en pueblos y ciudades. Pasear por las calles de la ciudad más antigua del país, Ptuj, situada al noroeste, supone una vuelta al pasado romano. La capital, Liubliana, es una mezcla de arquitectura medieval, barroco y  art noveau, a la que el sello indiscutible fue dado por nuestro más famoso arquitecto Joze Plecnik (que hizo el plan para el triple puente, el mercado, banco Ljubljanica, el cementerio, la biblioteca nacional, algunas iglesias, etc). Te recomendamos aparcar la autocaravana y subir en funicular hasta el castillo de Liubliana, desde el que hay una vista espectacular de toda la ciudad, y puedes subir a la torre, visitar el museo virtual y una exposición permanente de historia de Eslovenia (consulta horarios y tarifas aquí). Además, puedes quedarte a comer o cenar, ya que hay dos restaurantes (Gostilna na gradu y Strelec) con una innovadora cocina.

Otros castillos que no puedes dejar de visitar son el de Predjama (a sólo 10 km de las grutas de Postojna); o las ruinas del castillo de Celje (en un monte al sudeste del casco antiguo de esta ciudad). Entre los museos que merecen visita, el de Kobarid, que narra los hechos ocurridos durante la I Guerra Mundial en el Frente de Izonso; el museo Nacional de Eslovenia; el museo al aire libre Rogatec… La ruta cultural te llevará a visitar también singulares iglesias y monasterios; parques y jardines botánicos como el Mozirski gaj; el acuario-terrario en el parque urbano Mestni park, etc. ¡en Eslovenia no cabe el aburrimiento!

gastronomia3.- Gastronomía: La gastronomía de Eslovenia es muy variada y tradicional, es decir, los eslovenos se esmeran en cocinar con productos de la tierra, de calidad, entre los que destacamos el aceite de oliva extra virgen de laIstria eslovena o la sal de las salinas de Sečovlje. Entre los productos típicos que podrás degustar en tabernas familiares (gostilna) están los embutidos (de diversos tipos, nosotros hemos probado, incluso, chorizo de ciervo y oso) y el jamón del  Karst; numerosos tipos de quesos (de Nanos, el tolminc, el bovški, queso picante bohinjski, el mohant…) y mieles (como las de Kočevje o del Carso), y los platos tradicionales suelen llevar patatas, col, cerdo, corderos y aves (son muy populares las sopas de distintos ingredientes). Puedes probar una jota (parecido al guiso) o un bograč (similar al gulash); “idrijski žlikrofi” (pasta rellena), etc.

vinedo-esloveniaMención aparte merecen los vinos, que ocupan un lugar principal en las mesas eslovenas (de hecho, en sus tierras crece la vid más antigua del mundo “modra kavčina” con más de 400 años de antigüedad, en el centro de la ciudad de Maribor. Eslovenia tiene tres regiones vitivinícolas (Podravska, Posajve y Primorska, divididas a su vez en 14 zonas que cuentas con más de 20 rutas del vino), donde se producen blancos y tintos que destacan por su calidad y sabor, y numerosas bodegas que podrás visitar.

4.- Un país sencillo de recorrer: conducir por Eslovenia con la autocaravana no resulta complicado. El estado de las carreteras es bueno (de hecho, notarás la mejora apenas pases la frontera italiana ya que la autovía de Venecia a Trieste es mucho más estrecha y con el firme en peor estado) y la mayor parte de los recorridos se hace por autopista,, con peajes (para conducir por ellas, como ocurre en otros países, hay que colocar en zona visible el adhesivo correspondiente, la viñeta, que puedes comprar en una gasolinera y las autocaravanas pagan igual que los turismos y ¡no se te olvide, las multas son muy altas si no la llevas!. Más información aquí). Eso sí, cuando visites las zonas rurales o te desvíes por pueblos o para visitar algún castillo o hacia la montaña, por ejemplo, muchas de las carreteras locales son estrechas y sinuosas, deberás ir con más precaución pero merece la pena, simplemente, por el paisaje que te rodea. En cuanto al precio del gasoil, es más caro que en España, en la media del resto de Europa, pero tienes muchas gasolineras en cualquier punto de la autopista, pueblos y ciudades.

camping5.- Dormir sin problemas: Eslovenia cuenta con un gran número de campings, normalmente a las afueras de las ciudades, algunos de cinco estrellas y buena infraestructura. Aunque la mayoría de los campings están abiertos desde finales de abril a finales de octubre, es posible encontrar algunos abiertos durante todo el año. Hay también bastantes parkings y áreas para autocaravanas con conexión eléctrica y sanitarios, y en algunos aparcamientos grandes al lado de la carretera también hemos visto autocaravanas que pernoctan. En general, el país es “amigo del autocaravanista”.