Un destino que te sorprenderá entre los Pirineos y el Mediterráneo

Un destino que te sorprenderá entre los Pirineos y el Mediterráneo

paddle-surfEn su peregrinaje buscando el sol del Mediterráneo, tras pasar unos días entre las montañas pirenaicas, o de regreso a casa, miles de campistas de centro Europa recalan en este pequeño oasis situado a orillas del río Ebro, allí donde remansa su curso y se convierte en mar, el Mar de Aragón.

Lo que en un principio tan solo era una “parada técnica” en la ruta se ha ido convirtiendo en un destino obligado para los amantes de la naturaleza, el agua y la tranquilidad; atrás quedan las estancias de una sola noche, actualmente los turistas se quedan varios días para disfrutar del camping y de su entorno e incluso muchos vienen para disfrutar de sus vacaciones en Lake Caspe.

Este rincón de Aragón bien merece una escapada, y por qué no unas pequeñas vacaciones en familia. El camping está en medio de la nada, rodeado de agua, montes y rutas por donde podrás escapar y fundirte con el paisaje. En tu bicicleta o en kayak podrás recorrer las orillas de este gran mar interior entre agua, pinos y pájaros, siempre acompañado de una naturaleza sencilla, mediterránea, de un gran valor por su rareza y que en todo momento invita a la contemplación.bicicletas-lake-caspe

El camping ha evolucionado con el paso de los años, con las necesidades y con los gustos de sus clientes hasta convertirse en un pequeño centro vacacional con vocación marinera, no en vano la vida del camping gira en torno al agua. El camping llega hasta la misma orilla del embalse, donde se han acondicionado dos playas fluviales que permiten disfrutar de sus aguas con total seguridad; su pequeño puerto sirve de base para las embarcaciones de alquiler y de los clientes; y es en la bahía frente al camping donde se desarrollan las actividades náuticas.

Esta campaña 2017 el camping estrena bar y terraza que junto al escenario y pista de baile inaugurados el pasado año, se convertirán sin duda alguna en el centro neurálgico de las noches de verano. En julio, también, abre la nueva piscina infantil, con un pececito que busca la sombra bajo cuatro olivos centenarios y seguro hará las delicias de los “Pezqueñines” de Lake Caspe.mar-aragon

SIN COMENTEARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA