Un homenaje gastronómico en Ávila

Un homenaje gastronómico en Ávila

Chuletón abulense
Esta foto tiene licencia Creative Commons en el Flickr del usuario jlastras.

Hace unos días te proponíamos una escapada para conocer la Ávila más monumental a fondo, pero en esta ocasión queremos centrarnos en otro de sus grandes atractivos: la gastronomía. En la ciudad abundan los restaurantes que apuestan por utilizar los productos de la zona en sus menús, que suelen incluir los platos más típicos de la cocina abulense.

Te recomendamos iniciar la degustación con unas patatas «revolconas» para picar, con un ligero sabor picante del pimentón y productos típicos de la matanza. Después del aperitivo, las judías del Barco son uno de los platos más solicitados en los meses de invierno y suelen prepararse con carne (chorizo, morcilla, costillas…), con bacalao o con almejas. De segundo, los amantes de la carne de vacuno no pueden dejar de probar el chuletón (de aproximadamente 700 gramos), probablemente el plato más típico de Ávila en todas las estaciones del año. De postre, las yemas de Santa Teresa son la primera opción.

Si no te atreves con lo que denominan «la triada» abulense, puedes recurrir a la iniciativa que ha puesto en marcha el ayuntamiento. Se llama «degustÁvila» y propone un menú para compartir con productos de la tierra: cazoletas de «revolconas», judías y sopa castellana como entrantes, un chuletón de ternera (750 g) para compartir, postre, pan y agua por 35 euros.

COMPARTIR

SIN COMENTEARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA