Altea, el pueblecito que sienta bien

Altea, el pueblecito que sienta bien

Altea
Esta imagen tiene licencia CC en el Facebook de Visit Altea

Muchos lo consideran uno de los municipios más bonitos de España, y es que Altea es un pueblo con mucho encanto. Playa, arquitectura, cultura, ocio… una combinación de la que muchos dicen que sienta bien. ¿Qué os parece si hacemos una escapadita a este fascinante sitio de la Costa Blanca?

Las calles de este municipio alicantino van todas en la misma dirección: hacia el Mediterráneo. Altea cuenta con seis kilómetros de costa en el que se encuentran diversas playas diferenciadas: la Olla, Cap Negret, el Mascarat, la Roda y Cap Blanch. Cada una presenta sus peculiaridades, por lo que depende de los gustos de cada uno para elegir una u otra.

Precisamente a la orilla del mar está su puerto pesquero y su puerto deportivo y muy cerca de ellos se encuentra el paseo marítimo repleto de cafeterías y restaurantes con terrazas para pasar los calurosos días de verano.

Un refugio de artistas

En su casco antiguo encontramos miradores desde los que contemplar toda Altea, en los que podréis sentir en la cara la brisa mediterránea de primera mano. Algunos de los lugares de visita obligada son la Torre de Bellaguarda, la Torre de la Galera, el Palacio de Altea, el Monasterio de las Carmelitas Descalzas o la iglesia parroquial de Nuestra Señora del Consuelo.

Además este municipio ha sido durante años refugio de diferentes personalidades, entre los que se encuentran poetas, cantantes, pintores, escultores, etc. Rafael Alberti o Vicente Blasco Ibáñez fueron dos de ellos. ¿Quieres conocer al resto? ¡Toca ir a Altea de visita!

COMPARTIR

SIN COMENTEARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA