Vestigios romanos en Roda de Barà

Vestigios romanos en Roda de Barà

Arc
CC (Flickr) Angela Llop

Julio se encuentra dando sus últimos coletazos, señal de que muchos están a punto de volver de sus vacaciones. Sin embargo, muchos otros están a punto de comenzarlas, y la provincia de Tarragona puede ser un posible destino para disfrutar de ellas este verano. El pueblo de Roda de Bará puede representar una bonita experiencia para visitar estas vacaciones, ¿Te animas a conocerlo?

Arc BAra
CC (Flickr) calafellvalo

Este municipio fue un importante punto de comunicaciones en la época romana, ya que por él pasaba la Vía Augusta. Es en esta ruta donde se alzaba el Arco de Bará, uno de los principales atractivos turísticos del municipio y símbolo de la localidad, que todavía se conserva. Se trata de un arco del triunfo de más de diez metros de altura que data del siglo II d. de C., momento en el que fue construido en memoria del cónsul romano Lucio Licinio Sura.

Otros monumentos que merece la pena visitar en Roda de Barà son la iglesia parroquial, dedicada a San Bartolomé y que data del siglo XVII; la capilla de Mas Carreras, levantada a principios del siglo XVIII; o la ermita de la Virgen de Bará, en la que se ofreció misa por primera vez en 1727.

Pero no todo es turismo cultural: esta localidad de la provincia de Tarragona cuenta con fascinantes playas de arena fina y dorada, haciendo honor al nombre del litoral en el que se encuentra, la Costa Daurada. Una de las playas que merece la pena visitar es la playa Llarga, que ofrece un paisaje único de casitas a pie de playa cubiertas por diferentes árboles y arbustos.

En Roda de Barà, ¡cultura y descanso en un mismo destino!

Roda
CC (Flickr) calafellvalo
COMPARTIR

1 COMENTARIO

DEJAR UNA RESPUESTA