Una buena fideuà en la Gandía de los Borgia

Una buena fideuà en la Gandía de los Borgia

Gandia1
CC (Flickr) Antonio Marín Segovia

Escaparse a Gandía en otoño tiene también sus ventajas, y es que seguro que dejas un poco de lado la playa para conocer otros aspectos de esta bonita ciudad bañada por el Mediterráneo, como sus monumentos, su historia o su gastronomía más local. ¿Te animas a conocer los rincones menos famosos de la capital de la comarca de La Safor?

Uno de los puntos de interés turístico más atractivos de Gandía es el palacio Ducal de los Borgia, considerado además una de las mansiones señoriales más importantes de la Corona de Aragón. En este palacio nació San Francisco de Borja,  cuya habitación se conserva en el interior prácticamente intacta tal y como era en aquella época, por lo que no se permite el acceso al interior y sólo puede verse desde fuera.

El palacio Ducal ha sido remodelado y ampliado a lo largo de los siglos. Encontramos en su interior dependencias como el salón de Águilas, el de las Coronas, la capilla neogótica, la Santa capilla y la galería Dorada, formada por cinco salas con techos pintados al óleo y, en el centro de una de ellas, destaca una barroca imagen de la victoria de San Francisco de Borja.

fideuà
CC (Flickr) Marcela Escandell

Después de visitar este bonito monumento, hay que reponer fuerzas, y para ello no hay nada como comerse una buena fideuà, un plato marinero originario de Gandía. Se realiza en una paella y sus ingredientes son parecidos a los del arroz a banda, ya que contiene rape, sepia, calamar, gambas o cigalas, entre otros productos del mar, además de los fideos de pasta. Además, también se pueden degustar en la ciudad algunos platos típicos de la costa valenciana como los arroces marineros, la cazuela marinera o suquet de peix y la paella.

Si lo que os gusta es la fiesta, en la zona de la playa existen numerosos pubs, discotecas y cafeterías para tomar algo o divertirse dando unos bailes y tomando algo junto a tu pareja o amigos, o tomar un helado con los más pequeños de la casa. ¡Una Gandía para todos los públicos!

palacio ducal
CC (Flickr) Baptiste Pons

COMPARTIR

SIN COMENTEARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA