Esquí en Asturias, mucho más de lo que imaginas

Esquí en Asturias, mucho más de lo que imaginas

raquetas-nieve-asturias
Excursión con raquetas de nieve © Noçe Baranda, imagen cedida por Turismo de Asturias.

Un manto blanco cubre los montes nevados de Asturias durante el invierno para descubrir una de las caras más bellas y desconocidas del Principado. Para los amantes de los deportes blancos, Asturias cuenta con dos estaciones de esquí, recomendables tanto para principiantes con ganas de aprender como para expertos que quieren perfeccionar su técnica o disfrutar del blanco elemento en su estado más puro. La privilegiada situación de ambas estaciones nos permitirá, en una misma jornada, disfrutar de la nieve, pasear por la montaña, descubrir las bonitas aldeas cercanas o probar lo mejor de la gastronomía local.

Estaciones de esquí en Asturias

Fuentes de Invierno, situada en el municipio de Aller, es una modernísima estación inaugurada en 2007 con un dominio esquiable de 8,7 kilómetros. Cuenta con tres pistas verdes, tres azules, seis rojas y tres negras; y ofrece una de las vistas más bellas de la cordillera Cantábrica.

estacion-fuentes-de-invierno
Estación de Fuentes de Invierno. ©Pablo Varela, imagen cedida por Turismo de Asturias.

Valgrande- Pajares es muy diferente, fue inaugurada en 1956 lo que la convierte en una de las más antiguas del norte de la Península y la tercera más antigua de España. Una estación con solera que ha sabido adaptarse a los tiempos y a día de hoy cuenta con instalaciones de última generación como el snow park, cañones de nieve artificial y hasta un estadio de competición. Cuenta con un dominio esquiable de 21 kilómetros a los que dan acceso cuatro telesquís y cinco telesillas. A pie de pistas encontramos numerosos servicios: cafetería, escuela de esquí, restaurante, servicio de reparación y alquiler de material, y una guardería para los pequeños de la casa.

COMPARTIR

1 COMENTARIO

  1. Excelentes sugerencias llenas de buenas ideas y magnífica literatura.
    Dan ganas de volver a leer lo sugerido por la sutileza que posee.

DEJAR UNA RESPUESTA