Cantabria, paraíso infinito para campistas

Cantabria, paraíso infinito para campistas

cantabria-campingVisitar Cantabria es zambullirse en una tierra de verdes y azules con infinitas posibilidades para los campistas. Esta pequeña región es una de las grandes sorpresas del país. Una joya con multitud de opciones para explorar y más de 35.000 plazas de camping que constituyen la red con las mejores instalaciones del norte de España.

Naturaleza, cultura y ocio

Una tierra en la que se puede disfrutar simultáneamente del mar y la montaña, admirar tesoros artísticos que van del Paleolítico al arte de vanguardia o salivar con especialidades gastronómicas para todo tipo de paladares. Y que además puede recorrerse de punta a punta en una hora, gracias a una excelente red de carreteras. El contacto con la naturaleza cobra en esta región todo el sentido. La nómina de espacios naturales es exuberante e incluye playas de arena dorada y costas acantiladas, verdes praderías, bosques y paisajes de montaña; como los Picos de Europa, que serán el epicentro de la celebración este 2017 del Año Jubilar Lebaniego, un evento singular en el que miles de peregrinos veneran el Lignum Crucis, la porción más grande que se conserva en el mundo de la Cruz de Cristo. A la extensa actividad cultural que acompaña la celebración de este Año Santo, se añade una oferta privada de actividades al aire libre que también es muy significativa. En Cantabria se puede aprender a hacer surf, navegar por una de las bahías del Club de las Más Bonitas del Mundo, descender ríos en canoa, hacer espeología en algunas de las cavidades más espectaculares del mundo o practicar senderismo, disfrutar de impresionantes vías ferratas, montar a caballo e iniciarse en el mundo del buceo.camping-cantabria

Pequeños campistas

Los caprichos naturales y el patrimonio artístico de esta tierra se muestran con mimo también a las familias con niños. Existen multitud de posibilidades para el ocio familiar, desde las ineludibles playas cantábricas hasta el Parque de la Naturaleza de Cabárceno o la península de La Magdalena. En esta región también encuentran su sitio quienes quieran jugar a ser aventureros en la cueva de El Soplao, caminar por las calles medievales de Santillana del Mar, conocer la leyenda del Hombre Pez de Liérganes, aprender cómo la fuerza del agua permite  moldear el hierro, en la ferrería de Cades, o apreciar el tesoro de la Cueva de Altamira, la denominada como Capilla Sixtina del Arte Paleolítico. Una oferta inabarcable en una sola visita y que invita a repetir, escogiendo opciones tan variadas como la Red de Campings de Cantabria, diversa por naturaleza. A pie de playa o en plena naturaleza los campings cántabros son la base de operaciones perfecta para una experiencia familiar inolvidable. Nadie puede darte más.

COMPARTIR

SIN COMENTEARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA