Peratallada visto desde un camping

Peratallada visto desde un camping

peratallada
Peratallada, CC Flickr: Robert Photography

Viajando de camping podemos conocer muchos sitios y realizar incontables viajes, pero hoy proponemos una escapada muy especial a la Edad Media, a uno de los pueblos más bonitos y mejor conservados de la Costa Brava; de calles empedradas, iglesias y castillos, Peratallada. Una pequeña localidad de la comarca gerundense del Baix Empordá que seducirá a todo aquel que la visite.

¿Por qué desde un camping?

neptunoEl clima de la Costa Brava hace que sea el destino preferido por muchos campistas para pasar las vacaciones, pequeños oasis de paz y tranquilidad en los que relajarse y disfrutar del aire libre. A la belleza de los pueblos de la Costa Brava se suman sus calas y sus playas de aguas cristalinas, rodeadas de vegetación y bosques. Y es precisamente, en un bosque de pinos y a un kilómetro y medio de la playa de Pals donde encontramos un camping lleno de encanto con servicios e instalaciones para toda la familia, el camping Neptuno. El complejo dispone de una zona de piscinas, parque infantil, restaurante y animación para los más pequeños Y para alojarse ofrece varios tipos de bungalows y mobil-homes con diferente capacidad y tamaño; y amplias parcelas para los que prefieran la acampada tradicional.

Peratallada un viaje a la Edad Media

Lo primero que nos encontramos al llegar a Peratallada es el portal de la Virgen que nos dará acceso  al conjunto fortificado. Una vez dentro, podremos ver: restos del foso, ya que a la localidad solo se podía acceder a través de un puente levadizo; el castillo; la torre del homenaje; la iglesia y otras casas señoriales. Merece la pena pasear por sus calles empedradas y perderse disfrutando de las vistas. Su configuración es la típica de una auténtica ciudad medieval y todo en su casco histórico nos transportará a este periodo de la historia.

COMPARTIR

SIN COMENTEARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA